Facebook, marca y autoconciencia

c
26 octubre, 2011

Las redes sociales se han pintado siempre como un lugar en el que maquillarnos, disfrazarnos y parecer las personas que nos gustaría ser. Esto no deja de ser una generalización, pues muchos muestran en Internet una cara desconocida para los demás y que quiere reforzar basando en ella su reputación online.

La cuestión es que pensamos que las redes sociales nos ayudan a incrementar la conciencia que tenemos de nosotros mismos. No olvidemos que todos los usuarios de redes -sobre todo horizontales o generalistas- somos espectadores de nosotros mismos en sitios como Facebook. Muchas veces, observamos nuestras publicaciones en el muro para ver un resumen de nuestra propia actividad, qué hemos hecho por último y con quién lo hemos compartido. Es lo que siempre se ha hecho con los diarios personales, con los que cada cierto tiempo hacíamos un repaso de los últimos días para poner en orden ideas y porque necesitamos tener una imagen homogénea de nuestra identidad. Como dice Joan Jiménez: “somos lo que compartimos”, y de alguna forma lo sabemos cuando nos preguntamos qué imagen estaremos dando en Internet; ¿habré dicho algo que no quiero que vea alguno de mis contactos?, por ejemplo.

Lo que somos, lo que pretendemos ser y lo que piensan de nosotros, es una marca, y reflejo de ello es lo que conforma nuestra identidad digital: perfiles en redes sociales, blogs, microbloggings, opiniones en cualquier medio online participativo, lo que ponemos antes de la arroba en nuestra dirección de correo electrónico, etcétera.

Déjanos tu comentario.